Esta pareja llevaba un tiempo intentando concebir. Y cuando finalmente ella quedó embarazada, lloró de alegría al saber que serían mellizos.

Kate and David estaban completamente atemorizados el día en que nacieron, pues no llevaban más de 7 meses al interior del vientre de su madre. La noticia del médico les rompió el corazón: uno de ellos no había sobrevivido al parto. Pero las cosas no se quedaron así porque cuando ella le abrazó…:

https://www.youtube.com/watch?v=MMakdC-JrRc