Esto lo he extraído del foro de Marie y Daniel Meurois. Joaquín Marzo escribió a propósito de la Lectura del Aura y escribieron también Francis y Daniel Meurois.

Joaquim


Nos llego la información, en España, a través de varias personas, que no querían saber nada más de los tratamientos esenios, la razón: una lectura de aura.
Desde luego una persona que viene para consultar a un terapeuta no espera irse con un traumatismo más importante que antes de la sesión.
Me pregunto. ¿Qué es lo que empuja a alguien a decirle a otra persona que tiene un problema en los ovarios, en los riñones o un implante extraterrestre? Aunque puede ser también que le diga algo muy agradable: veo un cono magnífico por encima de tu cráneo, deberías ser terapeuta…


¿No hay un problema egótico detrás de esto? ¿Un sentimiento de poder? ¿Una ganas de mostrar que somos importantes? En definitiva, ¿no somos propensos a dar un pequeño empujón a nuestra supuesta visión « ajnica »? Una pequeña mentira sin gravedad puede llevarnos a nivel de gran terapeuta e impresionar de forma duradera.

¡ O no!

No voy a disertar sobre el tema “una mentira provoca otra mentira más grande que provoca otra aun más grande y después dar marcha atrás es imposible”. No, voy a quedarme sobre el tema del título.

A la vista de lo que nos llega a los oidos (es divertido esto, pero esto no tiene ningún sentido; bueno sí: dos), he decidido a partir de ahora presentar la lectura de aura de este modo a mis alumnos:

La lectura de aura es una herramienta de diagnóstico y existe una multitud de este tipo de herramientas en los cuidados esenios (hablo en la tradición completa tal como me lo enseñó Marie y Daniel). La lectura del aura se enseña con el fin de desarrollar sus percepciones, pero en ningún caso con el fin de reaizarlo en una consulta (salvo muy raras excepciones). Permanecer enfocados en soltar el mental, sobre la parte sagrada y cristica de los cuidados y evitar el sensacionalismo. Quedarse en la sencillez. ¿Perderéris  pacientes? Sin duda, los que buscan un maestro, o los que pasan de un terapeuta a otro, o los curiosos sin necesidad real de cuidados sagrados.

La finalidad de estas terapias es ayudar al paciente a que se libere de su enfermedad. Sólo es él,  el objeto de nuestra atención. Sólo es él, quien tiene el poder de curarse realmente. No estamos ahí para ponernos por delante, estamos para elevar al paciente. Estamos para liberarlo y no para encarcelarlo bajo nuestra dominación, nuestro poder.

¡Estoy seguro que con este discurso, voy a tener menos alumnos! Jolines !!!  mi banquero va a refunfuñar.

Pero voy a sentirme mucho mejor.

¡ Hip hip hip Aura !

Joaquim

Una pequeña cosa me viene:

En la lectura de aura hay tres partes importantes:

La primera ¡es desde luego ver algo!

La segunda, más complicada, es saber interpretar lo que se ve.

La tercera, el más difícil es: qué puedo decir y qué debo callar.

Suponiendo que un terapeuta sea muy bueno en estas dos primeras partes, es en la tercera donde se reconocerá a un buen terapeuta especializado en la Lectura de aura.

Una vez más no se necesita ver el aura para ser un buen terapeuta.

Mis detractores van a exclamar y tendrán razón: ¡dice esto porque ve nada!!

Lo confieso. Y con la edad voy perdiendo vista…

¡ O no! 
                        ——————————————————————————————————–

 

Francis 

Gracias por esta aclaración Joaquim.

Estoy contento de que abras este post sobre este tema porque sí, existen unos malentendidos con la lectura de aura y la búsqueda de poder, tras los cuidados energéticos…

La lectura de aura constituye sólo una herramienta y no es el tratamiento.

Siempre me pareció que no era ver el aura lo que hacía al terapeuta ni tan siquiera al tratamiento. Es ante todo la calidad de ser del terapeuta, su calidad de irradiación del corazón lo que importa y no el ego… la frontera es muy fina.

Podemos agradecer a Marie y Daniel que desde el principio ponen en sus formaciones el acento sobre la calidad de la palpación terapéutica y sentir de la energía, la calidad de la relación que hay que desarrollar frente a lo Sagrado de la vida.

El hecho de palpar un aura ya aporta, por ejemplo, una cantidad de informaciones sobre el ser al que se está tratando, permite el primer diagnóstico terapéutico seguido de los tratamientos que realizaremos.

” Estar en la escucha atenta de nosotros mismos, de sentir lo más sútil es una regla de oro, confiar en uno mismo sin mentirse, es otra cosa. ” esto escriben Marie y Daniel Meurois en El Gran Libro de la Terapia Esenia y Egipcia.

Sí, me gusta tu post Joaquim porque habla de la verdad. Tiene la transparencia del que trabaja con su corazón, la lucidez que hace al profesor un… Profesor digno de este nombre.

Esa es una calidad rara…



———————————————————————————————————

Daniel

Sí, creo que es bueno haber abierto este post, esto permite precisar lo que hay… porque muchas cosas y a veces tonterias circulan en relación a esto.

Marie y yo pedimos hacer ejercicios prácticos de lectura de aura en nuestros cursos, porque para nosotros se trata de una herramienta que puede ser extremadamente preciada. El libro ” Las enfermedades karmiques ” muestra esto, entre otras cosas.

Sin embargo… sin embargo somos muy conscientes que bien pocos estudiantes en terapias eenias y egipcias realmente podrán tener una visión constructiva del aura con fines terapéuticos. Simplemente porque esto pide un mínimo de predisposicion desde el nacimiento.
Los ejercicios y la práctica están  para dar llaves de trabajo, de búsqueda personal, porque es un campo fascinante, de una gran riqueza y que obliga, además, a realizar un trabajo enorme sobre sí mismo. (Compasión, búsqueda de comunión con el otro, extremo centrado etc)
Esto pide también, la perseverancia porque las horas que han pasado en formación no van a otrorgar competencia en el desciframiento del aura… ni siquiera, además, las horas pasadas aprendiendo las terapias.
Todo lo que es del campo de las terapias pide un trabajo constante, prácticas en su casa después de los cursos etc… Es lógico.
Para volver con el tema de la lectura del aura, Marie y yo comprobamos por desgracia que es objeto de muchas falsificaciones, dicho de otra manera, que se cuela muchos tramposos. Constatamos también, que este fenómeno no hace más que ampliarse en los último años. 
La mentira aquí es muy fácil, porque muy pocas personas son suficientemente competentes para controlar la veracidad o la exactitud de una lectura de aura.
Muchas lecturas de este tipo, además, se han practicado después de conversaciones con la persona, conversaciones que se realizan, evidentemente, con la intención de conseguir sutilmente informaciones.
La mínima psicología y la misma mínima intuición, hacen el resto.
En cambio, paralelamente a esto, podemos fácilmente valorar las competencias de un terapeuta viéndolo trabajar y observando los efectos “multi-niveles” de sus tratamientos. 
En el dominio del aura, esencialmente el paciente sólo escucha y como está en posición de apertura, incluso de fragilidad, tiende a tomar como cierto lo que se le dice… esto es lo que es dramático cuando el ” lector de aura ” es un tramposo.
De ahí las observaciones juiciosas de Joaquim respecto a la integridad. Personalmente vi a personas incompetentes pero presuntuosas, hacer durante una supuesta lectura de aura, mucho mal con “veredictos” pronunciados con palabras ofensivas e irresponsables.
Sí, la lectura del aura es un campo serio y de potencial inmenso, pero es lamentable que un número creciente de personas que solo buscan pequeños poderes sobre el otro, se sirva de eso como pretextos.
No…  no encontrareis la menor formación ni ningún formador que asegurará a sus alumnos que van a poder ver el aura. Debemos decirlo.
Por otro lado y para no alargarme más, podemos ser un terapeuta excelente y también un buen profesor sin que para esto haya que desarrollar una verdadera capacidad en percepción y análisis del aura. Los tratamientos y la lectura son dos campos diferentes aunque sean complementarios.
¡ Saludos a todos !