Dilatación de los Nadis

– Hacemos unas inspiraciones y espiraciones profundas, suavemente, relajando nuestro cuerpo y nuestra mente (…)

– Invitamos a una Presencia de Luz a que acaricie nuestro chakra coronal (…)

– Los movimientos de inspiración y espiración que vamos a realizar deben hacerse con dulzura, sin tensión, pero con la máxima conciencia de la naturaleza del punto luminoso que viene a “barrernos”…
Se trata más de la percepción interior de una Presencia luminosa descendiendo progresivamente a lo largo de nuestro eje vertical que solo de su visualización. No es un trabajo de imaginación sino de conexión íntima con una realidad que se produce de manera efectiva.

– Hacemos una inspiración corta, invitando interiormente a un punto luminoso a descender desde la parte superior de nuestro cráneo hasta el punto medio que hay entre los ojos, a nivel de nuestro sexto chakra…
Espiramos dulcemente y dejamos subir el punto luminoso a la parte superior de nuestro cráneo. No es necesario orientar la percepción del punto luminoso en el sentido del ascenso, es preferible soltar.

– Iniciamos una segunda inspiración, dejando descender el punto luminoso hasta nuestro quinto chakra, en la región de nuestra garganta… Espiramos y le dejamos ascender…

– Inspiramos de nuevo dejando descender el punto luminoso por nuestro canal central hasta nuestro cuarto chakra, a la altura del pecho… Espiramos…

– Realizamos una nueva inspiración invitando al punto luminoso a descender a nuestro tercer chakra, en la boca del estómago… Espiramos mientras soltamos…

– Con otra inspiración le dejamos descender suavemente hasta nuestro segundo chakra, unos centrímetros por debajo del ombligo… Espiramos…

– Finalmente, inspiramos dejando descender lentamente el punto luminoso hasta nuestro chakra raíz, en la región del coxis… Espiramos y le dejamos ascender…
 
– Repetimos este ejercicio idealmente 7 veces seguidas. Idealmente porque ante todo corresponde a cada uno no forzar nada en sí mismo, sino respetar su propio ritmo. (…)


Extraído del  libro “Así Curaban Ellos” de Daniel Meurois
Ediciones Isthar Luna Sol